Skip links

Blog

Todo es muy sencillo, si no lo complicamos.

Siempre me he sentido atraído por el razonamiento minucioso y elaborado y reconozco que ello me ha llevado a grandes hallazgos y satisfacciones, pero también a neuróticas e innecesarias elucubraciones. En cualquier caso, de vez en cuando me es tremendamente agradable volver a los principios,

Entrena tu felicidad.

Este es el título de mi nuevo libro (Ver amazon.es) Un libro cortito pero intenso. Un libro escrito en un lenguaje asequible a todos los públicos, y pensado para poner en práctica las cuatro nobles verdades del budismo en clave moderna. Para ello he tirado

La piedra filosofal.

Hace ya unos años, tras una larga caminata, llegamos a la Laguna Negra. Con pocas ganas de hablar, y muchas de contemplar, cada uno se sentó donde pudo para proceder a devorar los bocadillos que sabían a gloria, fuese cual fuese su contenido y presentación.

¿Cuál es el nudo gordiano de tu felicidad?

Acabo de leer “Atrévete a no gustar, libérate de tus miedos y alcanza la verdadera felicidad” de Ichiro Kishimi y Fumitake Koga, un interesante libro que me ha llevado a una profunda reflexión. En uno de los capítulos, se hace referencia a una página de

¿Meditar? Ya lo he probado, y… a mí, no me funciona.

Como dice el sabio Pablo d´Ors en su exitoso libro Biografía del silencio (Ed. Siruela) “meditar no es difícil, lo difícil es querer meditar”. Porque para querer meditar en serio es necesario dar respuesta a dos preguntas: ¿Qué es en verdad meditar? Y… ¿Qué sentido