Skip links

Tag: Atención

¿Qué le diría un monje zen a un directivo del siglo 21?

Históricamente los monjes zen han sido poco habladores, es decir, de un carácter marcadamente ejecutivo. Las enseñanzas zen son mayoritariamente de tradición oral, lo que ha permitido no sólo interpretarlas con cierta flexibilidad, sino también ganar en grandeza a lo largo de los siglos. Con

No eres tú, soy yo.

No es la primera vez que os hablo de esta frase mágica… Cuando tú dices/haces… yo siento… (tristeza, rabia, miedo…) porque esto me conecta con mi herida de… (rechazo, abandono, menosprecio, traición o injusticia) y con ello me doy cuenta de que necesito sentirme especialmente…

Centrados en el aquí y ahora.

Una de las grandes virtudes de la Gestalt es que no se anda por las ramas y que te invita a aterrizarlo todo en el aquí y ahora. Resulta curioso para el principiante observar cómo el presente resume y alerta sobre los grandes hitos/traumas de

Yo soy así. Yo no cambio.

Siempre he pensado que cuando alguien dice “Yo soy así” está zanjando por las bravas un tema que podría ayudarle a avanzar en el camino hacia su propia felicidad. Tal vez trate de expresar su falta de ánimo para sostener la presión a la que

Pulsión ¿enfado o autorregulación?

Frente a cualquier estímulo, en el espacio de un latido se producen multitud de cargas y descargas neuronales. La pulsión inicial, en la que convergen instinto, impulso y sabia intuición sobre lo que necesitamos, nos invita a reaccionar sin embargo con visceralidad, interpretando a la

Estrés, ansiedad o angustia vital. Primeros auxilios.

Cuantas veces habremos oído o vivido eso de “Estoy estresada.” “Estoy estresado.” “Tengo mucha ansiedad.”… y sin embargo, pocas veces nos habremos parado a reflexionar si hay diferencias entre uno y otro estado. ¿Es lo mismo el estrés que la ansiedad? ¿Son todos ellos parejos

Mirada integradora. Vivencia sanadora.

Cuando vivimos en piloto automático está claro que predomina en nosotros una mirada proyectiva y de juicio que invita constantemente a la comparación, la queja y la crítica. Tres “aficiones” (o debería tal vez decir aflicciones) que alimentan otras tantas perturbaciones mentales como la ambición,

Cuatro ansiolíticos de larga duración.

La ansiedad es un repetidor que multiplica nuestro malestar y altera cualquier emoción hasta el punto de hacerla insoportable. Y lo curioso es que ese repetidor lo construimos nosotros mismos. Pero como dicen los buenos amigos Christophe André (psiquiatra) Alexandre Jolien (filosofo) y Mathieu Ricard

La piedra filosofal.

Hace ya unos años, tras una larga caminata, llegamos a la Laguna Negra. Con pocas ganas de hablar, y muchas de contemplar, cada uno se sentó donde pudo para proceder a devorar los bocadillos que sabían a gloria, fuese cual fuese su contenido y presentación.

¿Cuál es el nudo gordiano de tu felicidad?

Acabo de leer “Atrévete a no gustar, libérate de tus miedos y alcanza la verdadera felicidad” de Ichiro Kishimi y Fumitake Koga, un interesante libro que me ha llevado a una profunda reflexión. En uno de los capítulos, se hace referencia a una página de