Skip links

Tag: Compasión

No eres tú, soy yo.

No es la primera vez que os hablo de esta frase mágica… Cuando tú dices/haces… yo siento… (tristeza, rabia, miedo…) porque esto me conecta con mi herida de… (rechazo, abandono, menosprecio, traición o injusticia) y con ello me doy cuenta de que necesito sentirme especialmente…

Dios mío, por fin solos.

Desde hace ya muchos años, la televisión, las redes y todos los medios en general nos invitan constantemente a ver la muerte como un espectáculo público cada vez más truculento y deshumanizado, con lo que se pierde la oportunidad de contemplarla como una inmejorable ocasión

Los silencios pasivo-agresivos.

El silencio tiene sin duda una profundidad que no alcanza la palabra. El silencio, junto a la respiración, marca ritmos y se instituye como el gran metrónomo de esta efímera vida. No en vano la meditación es el gran recurso para editar una mente apacible.

Pulsión ¿enfado o autorregulación?

Frente a cualquier estímulo, en el espacio de un latido se producen multitud de cargas y descargas neuronales. La pulsión inicial, en la que convergen instinto, impulso y sabia intuición sobre lo que necesitamos, nos invita a reaccionar sin embargo con visceralidad, interpretando a la

Estrés, ansiedad o angustia vital. Primeros auxilios.

Cuantas veces habremos oído o vivido eso de “Estoy estresada.” “Estoy estresado.” “Tengo mucha ansiedad.”… y sin embargo, pocas veces nos habremos parado a reflexionar si hay diferencias entre uno y otro estado. ¿Es lo mismo el estrés que la ansiedad? ¿Son todos ellos parejos

Mirada integradora. Vivencia sanadora.

Cuando vivimos en piloto automático está claro que predomina en nosotros una mirada proyectiva y de juicio que invita constantemente a la comparación, la queja y la crítica. Tres “aficiones” (o debería tal vez decir aflicciones) que alimentan otras tantas perturbaciones mentales como la ambición,

Deja la cháchara y entra en vida.

La primera vez que escuché la expresión “entra en vida” fue hace ya un par de años en Gredos, en un taller de meditación que impartía el bueno de Alberto Villar. No me atreví a preguntar, y dejé que el resto del grupo avanzara para

Todo es muy sencillo, si no lo complicamos.

Siempre me he sentido atraído por el razonamiento minucioso y elaborado y reconozco que ello me ha llevado a grandes hallazgos y satisfacciones, pero también a neuróticas e innecesarias elucubraciones. En cualquier caso, de vez en cuando me es tremendamente agradable volver a los principios,