Skip links

Tag: Meditación

En busca de la sensibilidad perdida.

El coreano Byung-Chul Han nos hablaba allá por el 2016 en uno de sus libros de la sociedad del cansancio como fruto de un exceso de positividad. Pero la pandemia lo ha cambiado todo. De la falsa positividad hemos pasado a mi entender a la

KAROSHI o la adicción al estrés.

Hace ya más de un mes uno de mis “impacientes” me comentaba que, después de dos semanas exultantes, ahora había caído en un estado de extremo cansancio en el que le costaba levantarse por la mañana, y que, además, luego, se sentía invadido durante todo

¿Qué le diría un monje zen a un directivo del siglo 21?

Históricamente los monjes zen han sido poco habladores, es decir, de un carácter marcadamente ejecutivo. Las enseñanzas zen son mayoritariamente de tradición oral, lo que ha permitido no sólo interpretarlas con cierta flexibilidad, sino también ganar en grandeza a lo largo de los siglos. Con

Centrados en el aquí y ahora.

Una de las grandes virtudes de la Gestalt es que no se anda por las ramas y que te invita a aterrizarlo todo en el aquí y ahora. Resulta curioso para el principiante observar cómo el presente resume y alerta sobre los grandes hitos/traumas de

Sin compromiso alguno.

La modernidad líquida en la que vivimos ha entronizado la espontaneidad y el cambio constante como los más grandes paradigmas de la libertad y la autenticidad. Sólo hay que ver a Heráclito resucitado campando por sus fueros en Google y gritando que hay 6.530 millones

Dios mío, por fin solos.

Desde hace ya muchos años, la televisión, las redes y todos los medios en general nos invitan constantemente a ver la muerte como un espectáculo público cada vez más truculento y deshumanizado, con lo que se pierde la oportunidad de contemplarla como una inmejorable ocasión

Pulsión ¿enfado o autorregulación?

Frente a cualquier estímulo, en el espacio de un latido se producen multitud de cargas y descargas neuronales. La pulsión inicial, en la que convergen instinto, impulso y sabia intuición sobre lo que necesitamos, nos invita a reaccionar sin embargo con visceralidad, interpretando a la

Estrés, ansiedad o angustia vital. Primeros auxilios.

Cuantas veces habremos oído o vivido eso de “Estoy estresada.” “Estoy estresado.” “Tengo mucha ansiedad.”… y sin embargo, pocas veces nos habremos parado a reflexionar si hay diferencias entre uno y otro estado. ¿Es lo mismo el estrés que la ansiedad? ¿Son todos ellos parejos

Mirada integradora. Vivencia sanadora.

Cuando vivimos en piloto automático está claro que predomina en nosotros una mirada proyectiva y de juicio que invita constantemente a la comparación, la queja y la crítica. Tres “aficiones” (o debería tal vez decir aflicciones) que alimentan otras tantas perturbaciones mentales como la ambición,

Cuatro ansiolíticos de larga duración.

La ansiedad es un repetidor que multiplica nuestro malestar y altera cualquier emoción hasta el punto de hacerla insoportable. Y lo curioso es que ese repetidor lo construimos nosotros mismos. Pero como dicen los buenos amigos Christophe André (psiquiatra) Alexandre Jolien (filosofo) y Mathieu Ricard