Skip links

Tag: Zen

KAROSHI o la adicción al estrés.

Hace ya más de un mes uno de mis “impacientes” me comentaba que, después de dos semanas exultantes, ahora había caído en un estado de extremo cansancio en el que le costaba levantarse por la mañana, y que, además, luego, se sentía invadido durante todo

¿Qué le diría un monje zen a un directivo del siglo 21?

Históricamente los monjes zen han sido poco habladores, es decir, de un carácter marcadamente ejecutivo. Las enseñanzas zen son mayoritariamente de tradición oral, lo que ha permitido no sólo interpretarlas con cierta flexibilidad, sino también ganar en grandeza a lo largo de los siglos. Con

Centrados en el aquí y ahora.

Una de las grandes virtudes de la Gestalt es que no se anda por las ramas y que te invita a aterrizarlo todo en el aquí y ahora. Resulta curioso para el principiante observar cómo el presente resume y alerta sobre los grandes hitos/traumas de

Terapia de choque. ¿Confías o controlas?

La sensación de control o falta de control es la que nos ciega a ver lo que la vida nos señala. La necesidad de controlar conlleva implícitamente una emoción negativa, una tensión añadida por mantener, no perder o no tener. Confiar en la vida significa

Sin compromiso alguno.

La modernidad líquida en la que vivimos ha entronizado la espontaneidad y el cambio constante como los más grandes paradigmas de la libertad y la autenticidad. Sólo hay que ver a Heráclito resucitado campando por sus fueros en Google y gritando que hay 6.530 millones

¿Apoyo/Confrontación o Salvación/Agresión?

El pensamiento occidental parece programado para la dualidad, y la dualidad esconde casi siempre una discriminación moral de bueno o malo. Cuando nos referimos a la relación terapéutica (aunque me temo que sería aplicable a cualquier otro tipo de diálogo o relación) la polaridad apoyo

Dios mío, por fin solos.

Desde hace ya muchos años, la televisión, las redes y todos los medios en general nos invitan constantemente a ver la muerte como un espectáculo público cada vez más truculento y deshumanizado, con lo que se pierde la oportunidad de contemplarla como una inmejorable ocasión

Yo soy así. Yo no cambio.

Siempre he pensado que cuando alguien dice “Yo soy así” está zanjando por las bravas un tema que podría ayudarle a avanzar en el camino hacia su propia felicidad. Tal vez trate de expresar su falta de ánimo para sostener la presión a la que

Los silencios pasivo-agresivos.

El silencio tiene sin duda una profundidad que no alcanza la palabra. El silencio, junto a la respiración, marca ritmos y se instituye como el gran metrónomo de esta efímera vida. No en vano la meditación es el gran recurso para editar una mente apacible.

La familia. Cose di cosa nostra.

Una de las múltiples enseñanzas zen nos dice que no podemos asegurar que nuestra iluminación sea verdadera hasta que no hayamos vuelto al “mercado” y sea puesto a prueba nuestro sereno equilibrio. No basta pues con un dechado de virtudes en soledad, hay que demostrarlas